Siesta primaveral de otoño

Me vuelve a contagiar esa paz cada vez…

Fecha de foto: [12|Abril|2019]

Ella es Carla. Apareció en el barrio hace alrededor de unos diez años. Calculo que tendrá entre unos doce y catorce años de edad. Nadie sabe de dónde vino y si alguna vez tuvo familia (dueño). Durante el día se pasea por las calles buscando algo de comer que los vecinos le brinden generosamente,  y también socializando con otros perros. Por las tardes busca la mejor posición en la cuadra para dormir una siesta y aprovechar los cálidos rayos del sol o una reconfortante porción de sombra, dependiendo del clima.

Es una perra “callejera” y libre, que tiene poca tolerancia con las personas desconocidas que eventualmente pasan por la cuadra, supongo que debido a su carácter protector. Aunque es la perra más cariñosa y dócil con aquellos que ya se ganaron su confianza. Si te ve llegar a la cuadra, ya desde unos cien metros de distancia o más, mueve la cola mostrando su alegría.

A veces, por las noches duerme en una cucha ubicada en el patio trasero de casa, sobre todo en las noches frías. Si el frío es mucho, le permitimos entrar a casa, ya que es lo busca ubicándose frente a la puerta delantera hasta que alguien desde dentro se percate de su presencia. Ya dentro, se acuesta cómodamente sobre una alfombra puesta bajo la estufa, en donde duerme tranquilamente…Y hasta ronca. Es la primera vez que mi familia y yo escuchamos a un perro roncar, o al menos al volumen que lo hace. Muy fuerte!. Al principio nos causaba risa pero a estas alturas ya estamos acostumbrados.

A veces pienso que ella fue quién decidió adoptarnos a nosotros y no al revés. Solemos compararla con una perra que tuvimos hace algunos años atrás cuando yo  era un niño. Su nombre era Princesa. Nos sorprende por su parecido físico pero sobre todo por su manera de comportarse, su mirada. La similitud es increíble. Pienso que si existe la reencarnación entonces sin duda es Princesa, aunque en un cuerpo ligeramente diferente.

Pienso que en el pasado, antes de llegar al barrio, tal vez no recibió un trato amoroso. No sé decir si el trato fue necesariamente malo, pero noto por su comportamiento al recibir muestras de afecto como podrían ser palabras o caricias, que suele expresar una mezcla de llanto y alegría, como si necesitara de ese cariño desde hace mucho tiempo. Agradezco que hoy en día se lo podamos brindar, y también que ya forme parte de nuestra familia.

Anuncios

Máscaras

Realizo esta práctica más que nada porque me resulta divertida y dinámica. Me encanta ese sensación de incertidumbre y expectativa al no saber qué escribir hasta que no estoy con la birome y el papel listos, y observando la imagen. Y si bien las imágenes ya representan un contexto determinado, lo que uno piense o imagine de ellas es otra cuestión, y es justamente por ese lado por donde va esto. Por ejemplo: teniendo como base la imagen de una taza, uno puede arrancar con una historia sobre extraterrestres, y aún así no estaría fuera de contexto para nada y el disparador seguiría siendo la taza, ya que es una práctica completamente subjetiva.

Recorto imágenes de diarios y revistas porque también recortar me resulta relajante en cierta medida, ya que disfruto mucho las actividades manuales. De chico también solía dibujar muchísimo, también cosía y hacía muñecos de tela y algunas cosas más que después regalaba. Me gusta también el costado rústico y convencional que significa pegar esas imágenes en una hoja de papel y escribir a puño debajo. Perdería el interés si tuviera que sacar las imágenes de Internet y  escribir con un teclado.  Todo lo que comparto en este blog es primero un manuscrito. Escribirlo antes también me sirve para practicar mi cursiva, porque todavía no me sale como quiero, aunque de a poco va mejorando.  

08|Agosto|2019

Esta imagen me trae a la memoria la escena de una película llamada “El Conde de Montecristo”, basada en la famosa novela homónima de Alexandre Dumás, protagonizada por el actor Jim Caviezel. No recuerdo el año de la película.

Es básicamente una historia sobre venganza, con un amor de por medio; O mejor dicho, una historia de amor, con una venganza de por medio. La venganza de un hombre que es traicionado por su mejor amigo y confinado al aislamiento de por vida. Dado por muerto y alejado de todos y de todo lo que alguna vez conoció. Es también una historia sobre la esperanza, que deja cierta sensación de no darse por vencido más allá de las circunstancias, y sobre luchar por aquello que uno cree que merece. La recomiendo mucho. Es una película que podría ver cientos de veces y siempre con el mismo entusiasmo.

En la escena, una multitud con máscaras y antifaces celebran en las calles un acontecimiento importante. Gente bailando y riendo, y un aire de júbilo y de fiesta llenando el espacio. Recordé eso porque siempre llamó mi atención, de películas sobre todo, las fiestas que se llevaban a cabo en grandes palacios pertenecientes a la realeza, con música, vestimenta, bailes de la época y  personas usando ese tipo de máscaras. Me gustaría saber cómo eran esas celebraciones en aquel tiempo. Sentir qué tipo de aire se respiraba. La energía del ambiente. Experimentarlo en primera persona. También me resulta interesante ese juego en el cual  las personas no supieran quiénes estaban detrás de esas máscaras, hasta que uno mismo decidiera revelar su identidad. 

Por otro lado, relaciono ese juego con el temor del ser humano a mostrarse tal cual es en toda su dimensión, con sus defectos y virtudes, completamente original. Pienso que en diferentes medidas la mayoría compartimos ese mismo miedo. El miedo a que “el otro” nos vea y nos lea como a un libro abierto. Algunos por ciertas inseguridades personales y otros tal vez por la desconfianza en la otra persona, por el daño que nos pueda llegar a causar, o por el daño que nos causaron en el pasado.

Porque mostrarse tal cual uno es, es también dejar caer esa “máscara” que tan acostumbrados estamos a usar. Pero vemos esa posibilidad como el quedar expuestos a sentirnos vulnerables y temerosos a las críticas y al rechazo por parte de los demás. Pensamos que ser uno mismo a veces nos puede jugar en contra, pero creo y siento que en el fondo tenemos la certeza que es todo lo contrario, y que esa es la única manera de ser felices y de sentirnos realmente plenos

  • Algunos datos:

* La película es del año 2002.   [ Información sobre la película acá: ](IMDB)

* […] La moda de las máscaras se difundió por toda Europa, sobre todo en la forma del baile de máscaras. En París, desde principios del siglo XVIII, el carnaval se convirtió en una sucesión de bailes de disfraces que daban diversión a miles de personas durante noches enteras […] . [ Artículo completo acá: ](National Geographic)                                           

Baño de sol

Después de tomar la foto, me quedé observándolo unos minutos, disfrutando su desenfado y su armonía al recibir la luz del sol.

* Fecha de foto: 22|Agosto|2018

[…]Como los santos más sabios, los gatos viven cada momento como si fuese todo nuevo. La gata me miró con total atención. “Yo, y los de mi especie, tenemos presencia porque estamos completamente presentes. Aquí y ahora. ¿Puedes tú decir lo mismo?”[…]

Extracto del libro “Inteligencia Espiritual” de Dan Millman.

Un Viajero Y La Relatividad Del Tiempo

Siguiendo la línea de la entrada anterior…

19 de Octubre de 2017

Lo primero que surge en mí al mirar esta imagen son ganas de ser un turista, un viajero que recorre el mundo con la actitud y la mirada de un niño, independientemente de la edad que tenga aquel viajero; Y con esto me refiero a las ganas de ver, de descubrir cosas nuevas a las habituales, de explorar, manteniendo la curiosidad y la capacidad de asombro siempre intactas, tal como cuando uno era un niño, pero que a veces al crecer dejamos menguar para actuar nuestro papel de adulto serio y responsable.

La imagen no hace más que mantener vivo el deseo que ya existe en mí, y muestra solo uno de los tantos escenarios con los que quisiera cruzarme alguna vez; En este caso, ruinas de alguna civilización antigua que ya no existe, y detrás de ellas, las historias individuales y colectivas de las personas que allí habitaron alguna vez.

Me hace pensar sobre la relatividad del tiempo y la transitoriedad de las civilizaciones, más allá de la extensión de sus territorios o del poder político o económico que poseyeran.

Sentido de Pertenencia

Esto lo escribí hace un par de años, más que nada a modo de ejercicio de percepción subjetiva. Recortaba imágenes que me resultaran interesantes y llamaran mi atención, de diarios y revistas, y escribía algo al respecto, lo que fuera que se me viniera a la mente y que quisiera escribir, y la verdad que me resultó interesante y hasta divertido. En ese entonces yo pensaba que sólo los escritores reconocidos podían “darse el lujo” de escribir libremente sobre cualquier tema que eligieran porque contaban con la capacidad y el talento, pero más tarde me di cuenta de que todos tenemos historias para contar y cosas que decir sobre lo que nos rodea, seamos escritores de oficio o meros aficionados en el tema, y que en definitiva lo importante es expresar, y nuestro sello personal y único en el modo de ver las cosas… Y por eso también el nombre de este blog.

19 de Octubre de 2017

Símbolo que nos recuerda que somos parte de algo más grande que nosotros mismos como persona separada, y que nos proporciona un cierto sentido de orgullo y de pertenencia junto con otras personas. Y todos queremos sentirnos parte de algo, porque del sentirse parte deviene quizá el sentido de nuestra vida.

A veces, sentirnos parte nos abre el corazón y sólo queremos compartir. Pero otras, cuando no existe la imparcialidad y sólo se escucha a los propios intereses, el sentirse parte únicamente sirve para crear barreras que nos separan aún más, dando lugar a las guerras, a la exclusión, a la discriminación, etc.

Y esto me trae a la mente un fragmento de una canción de un dueto llamado Sin Bandera: “Hasta que ya no hayan más guerras. Y la paz y la verdad desaparezcan las fronteras y en el mundo queden todos sin bandera, y que tengas libertad de hacer tu vida donde quieras”.

Los Dos Caminos (sueño)

Este es un sueño que escribí en el año 2017, y creo que fue el primero junto con otro más ese mismo año. No recordaba haberlos escrito, así que me sorprendió encontrarlos.

Fecha: 24 de Diciembre del 2017

Me encontraba en un  lugar que no logro identificar ahora, me resultaba familiar aunque sabía que no se trataba del lugar en el que ahora vivo. Era un lugar diferente a lo habitual, sin embargo me sentía seguro, como en casa.

De repente surgió un problema desconocido. Un familiar, de algunos de los que se encontraban conmigo, me puso al tanto y me instó a solucionarlo, como si yo fuera la única persona de todos los presentes apta para realizar dicho trabajo. Aunque me sorprendió escucharlo, sabía que tenían razón y que el deber era mío, incluso sin conocer claramente el objetivo; Sentía como una especie de impulso que resonaba en mi interior y parecía ser lo correcto. Así que me dispuse a intentar solucionarlo.

Tenía la tarea de ir en busca de una persona, nunca supe de quién, que se encontraba en algún punto muy alejado desde donde yo me encontraba y que posiblemente estaba en peligro; Debía traerlo de vuelta.

Cuando tomé la decisión, en mi mente surgieron dos cuestiones que me preocupaban; La primera sobre el hecho de abandonar lo conocido y lo seguro para adentrarme en terrenos desconocidos, y por esa misma razón, potencialmente peligrosos; Y la segunda, sobre la manera de sustentar un viaje tan largo con el poco dinero con el que contaba; Aunque irracionalmente me mostraba más preocupado por esta última.

Ya a punto de partir, decidido aunque con muchos miedos e interrogantes, vi frente a mí un paisaje imponente, hermoso y salvaje, pero a la vez poco esperanzador desde mi punto de vista.

Dos caminos de piedra rústica y terreno irregular, cruzaban un mar inmenso y tempestuoso que nunca calmaba sus aguas y que parecía no tener fin; Aquel mar los rodeaba y parecía engullirlos en el horizonte. Los caminos partían juntos desde mi posición, y a medida que se avanzara por uno de ellos, la distancia entre ambos se volvía cada vez más grande.

El camino a mi izquierda representaba seguridad, pero sólo hasta cierto punto, ya que en el momento indicado debería cruzar ese mar aparentemente infranqueable para encontrar lo que iba a buscar, porque ese  camino no llevaba directamente al objetivo. Aunque este camino rebozaba de obstáculos, de gente, animales y de todo tipo de distracciones.

El camino a mi derecha, en cambio, llevaba directamente al objetivo, pero representaba inestabilidad por estar más propenso a ser tapado por el mar, y con ello, también a mí; Y se encontraba completamente desolado, sin personas, animales, ni ningún tipo de distracciones, sólo el camino, mi objetivo y yo. Después de sopesar las dos opciones, decidí tomar el camino a mi izquierda.

* Interpretación: Si bien mi decisión en el sueño estuvo basada en el miedo, por tener en cuenta las inclemencias del mar para con el camino de la derecha, más tarde entendí que la mejor herramienta con la que contamos para el desarrollo personal y para superar los miedos son las experiencias, tanto las que consideramos buenas como las que consideramos malas. Son los desafíos los que nos llevan a conocernos mejor, a saber de qué estamos hechos, y hasta dónde podemos llegar.                                       

Responsabilidad

A comienzos del año pasado tuve la idea de registrar algunos de mis sueños en papel para ver qué interpretación podía sacar sobre ellos ya que había leído y escuchado en varias oportunidades que los sueños interpretados de manera correcta podían arrojar luz sobre situaciones difíciles de gestionar en nuestra vida cotidiana y también sobre emociones que no logramos descifrar completamente.

Realicé esta práctica unos diez o doce días, y la verdad que en su momento no me resultó muy interesante, sobre todo pasar esos sueños al papel, me resultó algo  tedioso, pero al menos quería contar con la experiencia. Mientras las escribía, rescataba algún que otro detalle que llamaba mi atención, pero en líneas generales no me pareció una práctica que quisiera continuar por mucho tiempo más así que la abandoné.            

La semana pasada, buscando entre papeles y documentos viejos algunos escritos para compartir en el blog, decidí releer aquellos sueños, y me sorprendió lo entretenido que me resultaron, no pensé que me divertiría tanto leyéndolos. Quizás porque ya había  olvidado la mayoría (aunque no fueron muchos) y entonces fue como leerlos por primera vez. O tal vez porque esta vez sí les puse verdadera atención. Pienso que ambas cosas. Algunos me resultaron graciosos y simples, y otros profundos y significativos. El que comparto a continuación es uno de los que destaco de entre los demás, sobre todo por el mensaje que lleva.

Miércoles 11 de Abril de 2018:  

Me encontraba en el living de casa con parte de mi familia. Mis padres y tres de mis seis hermanxs. Sentía un cúmulo de sentimientos incontrolables que me llevaron, de un minuto a otro, a estallar en una crisis de ira y aborrecimiento del mundo y de mi propia existencia. Me sentía frustrado y triste por no haber podido manejar positivamente mi propia vida; De no estar haciendo las cosas que me hacían verdaderamente feliz. Le exigía a Dios (si es que acaso existía uno) y a mi familia una respuesta urgentemente, como si la responsabilidad recayera sobre ellos. Arremetía contra cada uno con gritos e insultos buscando aquella respuesta, pero nadie parecía saberla y eso me enfurecía aún más; Aunque de todas formas, en el fondo mi intención no era recibir una, sino descargar todos esos sentimientos con quien fuera.

Al llegar a uno de mis familiares; No pude distinguir a cual; Me dirigí a él de la misma manera esperando recibir una respuesta a la que luego refutaría con el mismo ímpetu persistente; Sin embargo, derrumbando mis expectativas y mi porte autoritario y violento, y dejándome perplejo y  completamente vulnerable; Me respondió en un tono amoroso y tranquilo aunque con firmeza:

“Aquellas personas que atraviesan situaciones difíciles y logran salir adelante, son aquellas que se reconstruyen a sí mismas. Nadie puede hacer el trabajo que uno debe hacer por sí mismo”.

Partes de un ciclo constante

Cuando empecé a tomar fotografías con cierta frecuencia, generalmente me enfocaba en lo más próximo, en lo que tuviera a la vista en el momento, como por ejemplo objetos, el cielo, animales, árboles, flores, personas, etc. Durante el proceso aprendí a ver lo que fotografiaba desde una perspectiva diferente, una mezcla de admiración y reverencia, sobre todo por la naturaleza, tanto plantas como animales.

Empecé a notar detalles en los que nunca antes había reparado. Fuí tomando consciencia de una cuestión que hasta el momento solo entendía conceptualmente, que mientras que nuestras vidas se van desarrollando a través del tiempo, también van pasando otras cosas simultáneamente, y de que esas cosas que pasan, forman parte de un ciclo constante del que también formamos parte y que sigue existiendo aunque nosotros no le pongamos atención.

Los gatos que se paseaban por encima de las murallas del patio de casa eran de las imágenes más frecuentes en lo cotidiano…

* Fecha de foto: 24/Octubre/2018

Una Base Sólida

[Fuente](Link de Imagen)

Breve biografía sobre Pablo Picasso: Pablo Picasso fue un artista español que transformó el arte moderno. Pintor, escultor, grabador, litógrafo, ceramista y diseñador, es considerado como uno de los artistas más influyentes (y versátiles) del siglo XX. La larga carrera de Pablo Picasso se puede dividir en varios períodos, en particular: el Período Azul, el Cubismo y el Surrealismo. Durante el Período Azul, Picasso pintó imágenes de mendigos y mujeres de rostro triste, todas usando solo tonos azules. En 1907, Picasso y su compañero artista Georges Braque fueron pioneros en el cubismo. Durante este tiempo, Picasso pintó una de sus pinturas más famosas, la monumental Les Demoiselles d’Avignon, una escena con cinco prostitutas pintadas con formas angulosas y distorsionadas.   De estilo revolucionario, esta pintura marcó el tono de la estética cubista. En la década de 1920, como se desarrolló la amistad de Picasso con el surrealista André Breton, también lo hizo su estilo artístico. Inspirado por el bretón, Picasso creó las obras surrealistas El sueño y la mentira de Franco y el mural Guernica. (otra de sus obras más famosas) como reacción al estallido de la guerra civil española. Desde la década de 1940 hasta la década de 1960, Picasso continuó pintando, creando cerámica y experimentando con el grabado. Ganó fama internacional, manteniendo retrospectivas en Nueva York, París, Madrid, Abu Dhabi, Londres y Tokio. Sus obras de arte, que suman más de 20,000, trascienden el realismo y la abstracción, el cubismo, el neoclasicismo, el surrealismo y el expresionismo, convirtiéndolo en uno de los artistas más innovadores que jamás haya existido y colgado en las paredes de todos los museos famosos (y algunos coleccionistas afortunados).

[Fuente](Link de Biografía)

Siempre tengo presente la reconocida frase que su madre le dijo a Pablo Picasso cuando él era un niño; Mi hermana Azucena, que seguramente conoce más de su historia que yo, por ser artista plástica y profesora de Bellas Artes, y porque recuerdo que guardaba en su biblioteca libros sobre su vida y sus pinturas, gracias a los cuales yo llegué a conocer la apariencia y el estilo artístico de Picasso; Me contó sobre esa frase cuando yo era chico, y desde ese día jamás la olvidé.

En ese entonces sólo llamaba mi atención y me resultaba reconfortante de alguna manera, pero ahora me doy cuenta que esa frase representaba la confianza de una madre en las cualidades y aptitudes de su hijo, y del conocimiento de esa madre, consciente o no, sobre la importancia de la motivación y del apoyo anímico, y de la gestión del desarrollo de la auto-confianza en edades tempranas como herramienta para alcanzar los objetivos en la vida.

La frase que su madre le dijo es la siguiente:

“Si eliges ser cura, llegarás a ser papa; Si eliges ser soldado, llegarás a ser general”.

Y Picasso, ya adulto y consagrado en el mundo artístico agregó:

“Yo, en cambio, elegí ser pintor, y llegué a ser Picasso”.

[Fuente](Link de Imagen)